Sweet Gaufre

SOBRE

NUESTRO LUGAR

¡Nos apasiona la excelencia! 

El moderno waffle tiene sus orígenes la cocina medieval. Los hierros de hacer waffles consistían en dos placas de metal ('waffer') pesadas conectadas con anillas y portables con unos brazos de madera. Algunas de estas gofreras tenían en los grabados de las placas los diseños del propietario así como sus blasones o paisajes, en lugar de la actual celda de abeja que imprime esa forma de rejilla al waffle. Estas placas se empleaban para elaborar diferentes variedades de waffles.

"Wafer" (es la placa metálica con la que se elaboraban en la antigüedad) y de ahí viene el resultado del nombre de éste  delicioso manjar

 "waffle" en inglés,  en alemán waffle, en el holandés moderno wafel y en francés Gaufre; de esta forma da origen al gofre en español.

Todos los significados de "waffle" comparten el mismo origen: su forma gofrada.

  •  El waffle de Liège fue inventado por un cocinero del principado de Liège en el siglo XVIII

  •  Liège waffle o también Gofre de Lieja (de la ciudad de Liège, al este de Bélgica) es un gofre que se suele servir caliente y posee una característica que lo distingue: una capa de caramelo  que lo recubre, resultado de una adición en el último minuto a la masa de azúcar perlado, dándole un sabor distintivo.

NUESTRA PEQUEÑA TIENDA

Lo que importa es lo de dentro

Sweet Gaufre abrió sus puertas por primera vez en el corazón de Barcelona, en el centro de las famosas Ramblas, en la primavera de 1988, siendo el primer local de Barcelona donde se  fabrican, elaboran y sirven gofres en la ciudad.

 La apertura de Sweet Gaufre fue una revolución, ya que hasta entonces no se había dado a conocer semejante delicia.
Nuestros clientes abalan la rica receta artesanal obtenida a través de un familiar que residió en Bélgica. Sweet Gaufre continúa elaborando los gofres de la misma manera, en nuestro obrador y con ingredientes absolutamente frescos y naturales sin conservantes ni colorantes.
Gracias a todo ello, la prensa local y el boca a boca entre locales y foráneos, se han hecho eco de la calidad de nuestros productos

. Así pues,  “la gofrería de Las Ramblas” es cita obligada de los amantes del gofre y los caprichos dulces.